lunes, 5 de marzo de 2012

Grandes compositores: Alan Silvestri

Una de mis aficiones más fuertes es el cine, pero no solo el metraje y la historia sino también la música y los temas de cada cinta, sobre todo con tintes clásicos y altamente cargados de sentimiento. Esta labor tan importante en la industria, la realizan los compositores, elementos básicos en la producción de una película y sencillamente imprescindibles para representar los sentimientos de cada personaje y situar la acción para llegarnos al alma. En este caso voy a hablaros de un maestro de la música, el señor Alan Silvestri.
Alan Silvestri nació el 26 de marzo de 1950 en la ciudad de Nueva York. Su nombre se une a una impresionante cantidad de películas de éxito como: Regreso al futuro I, II y III, Forrest Gump, The Abyss, Depredador, Juez Dredd, Náufrago, ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, El Regreso de la Momia, Contact, Stuart Little, El guardaespaldas, ¿Lo qué verdad esconde, Tras el corazón verde, qué piensan las mujeres, Lilo & Stitch, Van Helsing, Polar Express, Noche en el museo…

Posee un talento excepcional para escribir temas memorables. Muchos consideran a Silvestri como el mejor compositor para filmes de acción, él ha destacado notablemente por sus ritmos camaleónicos, ha demostrado estar a la altura de cualquier genero cinematográfico, llevando sus trabajos al más alto nivel. Algunos críticos creen que su verdadero genio reside en el hecho de que instintivamente tiene un profundo conocimiento de lo que el núcleo y la emoción de una película se produce y por lo tanto la música que encaja perfectamente con la película.
Creció a varias millas al oeste de la ciudad de Nueva York en Teaneck, Nueva Jersey. Su padre es un inmigrante italiano y su madre una inmigrante irlandesa. Alan ya estaba fascinado por la música a una edad muy temprana, aunque no se crió en una familia musical. Tenía sólo tenía 3 años de edad cuando comenzó a tocar la batería (esto probablemente se refiere a su talento rítmico extraordinario). Durante sus años de escuela en los años sesenta fue miembro de la orquesta de la escuela secundaria y aprendió por sí mismo a tocar diversos instrumentos como los tambores, el fagot, el clarinete, el saxofón y varios instrumentos de viento. También estudió armonía en aquella época, a la par que amaba el béisbol.
Alrededor de los 14 años comenzó a tocar la guitarra y los 15 empezó a pensar seriamente en hacer de la música su futura profesión, pese a que no se le pasaba por la cabeza convertirse en compositor cinematográfico ya que en realidad siempre soñó en convertirse en intérprete de jazz, era un gran fan del legendario Wes Montgomery.
En 1967 Alan formó su primera banda de jazz “El South Winds Trio” a la edad de 17 años, con Glen Gollobin en la flauta, Ken Petretti en la batería y él en la guitarra. Después de graduarse de la escuela secundaria, en 1968, Alan decidió asistir a la orientación jazzística “Berklee College of Music” en la ciudad de Boston. Fue en 1970 cuando se mudó al oeste de Las Vegas y comenzó a viajar como un guitarrista de 20 años. Tras un breve viaje de regreso a Boston, Silvestri regresó a Las Vegas y se convirtió en un guitarrista y arreglista en una banda (supuestamente la banda de su novia). En algún momento un hombre se interesó en ellos y quiso hacer un contrato discográfico. Para firmar este contrato tenían que viajar a Phoenix, Arizona. Sin embargo, este hombre resultó ser un impostor que les engañó y les dejó sin dinero.

Por fortuna, Alan conocia a Mike Jarrett, un compositor al que le tocó la guitarra en Phoenix. A través de él se reunió con Craig Bradford, compositor de cine, en el motel Travel Lodge en Sunset Boulevard. Como letrista de algunos proyectos con Quincy Jones, Craig había sido nominado para un Oscar y un Globo de Oro. Gracias a este hombre, Silvestri encontró su primera oportunidad en el mundo cinematográfico, siendo tan solo un veinteañero. La película para la que tenía que escribir la música era “The gang Doberman”(el club de los doberman) de 1972, dirigida por Byron Chudnow y de muy bajo presupuesto. Para su sorpresa, esta cinta fue un éxito en su índole y sus posteriores secuelas contaron con Alan para encargarse de la música.
Alrededor del año 1976, Alan comenzó a aprender a tocar el piano. Al año siguente irrumpió en la televisión haciéndose cargo de la música de un episodio de Starsky & Hutch. Durante sus años de televisión Alan también trabajó como guitarrista y arreglista en varios grupos como con Jimmy Smith (1977), Mística (1977) y Scherrie y Susaye (1979). Pero la pasión de Alan por tocar la guitarra se desvaneció poco a poco cuando empezó a escribir música para el cine.
En 1983 después de una larga sequía de trabajo para Silvestri, su teléfono volvió a sonar. Esta vez fue uno de los editores de música (Tom Carlin), que había trabajado anteriormente con él en una serie de televisión. Le dijo que estaba trabajando en la cinta “Tras el corazón verde” y que habían seleccionado a muchos compositores que fueron inmediatamente despedidos porque no conseguían componer lo que se les exigía. De manera que le ofreció hablar con el director Robert Zemeckis y este le dijo que necesitaba 3 minutos de música para una escena concreta de la película. La conversación telefónica que tuvo con el director Robert Zemeckis esa noche resultaría ser uno de las más importantes de su vida. Las trayectorias de dos jóvenes promesas se habían cruzado entre sí y se forjaba una de las asociaciones compositor – director más exitosa en la historia del cine. Cada película que produciría demostraría ser un gran éxito: Regreso al futuro I, II y III, Forrest Gump, El expreso polar, Náufrago, ¿Quién engañó a Roger Rabbit, La muerte os sienta tan bien, Contact, Lo que verdad esconde y por supuesto, Tras el corazón verde. También trabajaron juntos en la serie de televisión “Cuentos de la Cripta” (3 episodios) y “Amazing Stories” (1 episodio).
Su colaboración es única, y realmente sólo puede ser comparado en términos de éxito y duración con la colaboración de Steven Spielberg y John Williams. Silvestri y Zemeckis forjaron también una buena relación personal y se convirtieron en buenos amigos.

Regreso al futuro permitió a Zemeckis mostrar su talento excepcional. Su tema principal se convertiría en himno cinematográfico y emblemático y se puede colocar en la misma liga que el clásico tema de Star Wars del legendario John Williams. Silvestri continuó produciendo resultados de alta calidad en el cine y poco a poco se fue haciendo un nombre en Hollywood. Ha probado casi todo tipo de género de la película: comedia, acción, romance, ciencia ficción, animación, terror, drama, fantasía, western, thriller… Lo que es verdaderamente notable es que Silvestri maneja todos los géneros excepcionalmente bien. Alan Silvestri parece ser uno de esos raros compositores prácticamente sin puntos débiles. El mayor éxito de Silvestri fue la obra maestra de Robert Zemeckis, Forrest Gump (1994). Con este tema consiguió reconocimiento universal en nominaciones al Oscar, Grammy y Golden Globe. 1994 fue un año característico en el que Silvestri demostró que su música había madurado mucho. También declaró que él aprende cosas nuevas con cada película y que le gusta experimentar. En 1995 recibió el premio de BMI (Broadcast Music Incorporated) por su trayectoria artística excepcional y un Doctorado Honorífico de Berklee College of Music, además en 2002 recibió el Premio Henry Mancini de ASCAP por su trayectoria.
Alan Silvestri se casó con su mujer, Sandra, en 1978. Ella era modelo en la década de 1970 bajo el nombre de Sandi Shue pero dejó el mundo poco después de casarse. Viven al norte de California con sus tres hijos Alexandra, Joey y James. Son dueños de un rancho con una gran cantidad de ganado, caballos y otros animales. Para relajarse Alan le encanta trabajar en el rancho y montar el tractor durante largas horas. Alan también tiene un gran viñedo dedicado al cultivo de su propio vino para su comercialización, el nombre es Viñedos Silvestri.
Su hijo Joey padece diabetes tipo 1. Joey estaba al borde del coma cuando se le diagnosticó a la edad de 2 años. Contribuir a la búsqueda de una cura para la enfermedad crónica de su hijo es un objetivo importante en la vida de Alan y Sandra. Él co-presidió el Congreso de la Infancia de la Juvenile Diabetes Research Foundation (JDRF) en 1999. JDRF es una organización fundada por los padres de niños con diabetes. Sandra Silvestri es también un miembro de la Junta Internacional de JDRF Internacional.

Esta es su filmografía:

• El clan de los doberman (The Doberman Gang) (1972), de Byron Chudnow.
• Los impresionantes Dobermans (1976) (The Amazing Dobermans), de Byron Chudnow.
• Tras el corazón verde (1984) (romancing the stone),de Robert Zemeckis.
• El clan del oso cavernario (1985) (The Clan of the Cave Bear), de Michael Chapman
• El vuelo del navegante (1986) (Flight of the navigator),de Randal Kleiser
• Regreso al futuro (1989), de Robert Zemeckis.
• La locura de papá (1989) (She’s Out of Control), de Stan Dragoti.
• Abyss (1989) (The Abyss), de James Cameron.
• Regreso al futuro II y III(1990), de Robert Zemeckis.
• Los cuasicops (1990) (Downtown), de Richard Benjamin.
• Intrépidos forajidos (1990) (Young Guns II), de Geoff Murphy.
• Tu novio huele mal (1991) (Dutch), de Peter Faiman.
• La noche de los cristales rotos (1991) (Shattered), de Wolfgang Petersen.
• Depredador 2 (Predator 2) (1991), de Stephen Hopkins.
• Death Becomes Her (1992), de Robert Zemeckis.
• Un policía y pico (1993) (Cop & 1/2.), de Henry Winkler.
• Super Mario Bros. (Super Mario Bros.) (1993), de Roland Joffé.
• Judgment Night (1993) (Judgment Night), de Stephen Hopkins.
• Dos viejos gruñones (1994) (Grumpy Old Men), de Donald Petrie.
• Forrest Gump (1994) (Forrest Gump), de Robert Zemeckis.
• Niño rico (1994) (Richie Rich), de Donald Petrie.
• Blown Away (1994) (Blown Away), de Stephen Hopkins.
• Borrón y cuenta nueva (1994) (Clean Slate), de Mick Jackson.
• Discordias a la carta (1995) (Grumpier Old Men), de Howard Deutch.
• Juez Dredd (1995) (Judge Dredd), de Danny Cannon.
• Rápida y mortal (1995) (The Quick and the Dead), de Sam Raimi.
• Vuelve el padre de la novia (1995) (Father of the Bride Part II), de Charles Shyer.
• Cuando salí de Cuba (1996) (The Perez Family), de Mira Nair.
• Memoria letal (1996) (The Long Kiss Goodnight), de Renny Harlin.
• Eraser (1996) (Eraser), de Chuck Russell.
• Sargento Bilko (1996) (Sgt. Bilko), de Jonathan Lynn.
• Contact (1997) (Contact), de Robert Zemeckis.
• Volcano (1997) (Volcano), de Mick Jackson.
• Sólo los tontos se enamoran (1997) (Fools Rush In), de Andy Tennant.
• Un ratoncito duro de roer (Mouse Hunt) (1997), de Gore Verbinski.
• La extraña pareja, otra vez (The Odd Couple II) (1998), de Howard Deutch.
• Tú a Londres y yo a California (The Parent Trap) (1998), de Nancy Meyers.
• Prácticamente magia (1998) (Practical Magic), de Griffin Dunne.
• El gurú (Holy Man) (1998), de Stephen Herek.
• Stuart Little (Stuart Little) (1999), de Rob Minkoff.
• Operación Reno (Reindeer Games) (2000), de John Frankenheimer.
• ¿En qué piensan las mujeres? (What Women Want) (2000), de Nancy Meyers.
• Lo que la verdad esconde (What Lies Beneath) (2000), de Robert Zemeckis.
• Náufrago (2000) (Cast Away), de Robert Zemeckis.
• Showtime (Showtime) (2001), de Tom Dey.
• Serendipity (Serendipity) (2001), de Peter Chelsom.
• El regreso de la momia (2001) (The Mummy Returns), de Stephen Sommers.
• The Mexican (The Mexican) (2001), de Gore Verbinski,
• Lilo & Stitch (Lilo & Stitch) (2002), de Dean Deblois.
• Stuart Little 2 (Stuart Little 2) (2002), de Rob Minkoff.
• Sucedió en Manhattan (Maid in Manhattan) (2002), de Wayne Wang.
• Lara Croft, la cuna de la vida ( Tomb Raider: The Cradle of Life) (2003), de Jan de Bont.
• Identidad (Identity) (2003), de James Mangold.
• Two Soldiers (2003)
• Van Helsing (2004) (Van Helsing), de Stephen Sommers.
• El Expreso Polar (The Polar Express) (2004), de Robert Zemeckis.
• Salvaje (The Wild) (2006), de Steve ’Spaz’ Williams.
• Noche en el Museo (Night at the Museum) (2006), de Shawn Levy.
• Beowulf (2007), de Robert Zemeckis
• G.I. Joe: Rise of Cobra (2009)
• El Equipo A (2010) Y seguro que me dejo alguna, la lista es tan extensa que fácilmente se me pudo olvidar (risas). En fin, sin duda este es uno de los más exitosos y sensacionales compositores cinematográficos y televisivos. A quien esto escribe le encanta escuchar su música y disfrutar de ella. A continuación os dejo varios temas emblemáticos para que los escuchéis.  

  
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario